Blog

Cómo preparar tu restaurante para la Navidad

Planifica y aprovecha las fiestas navideñas para exprimir al máximo las posibilidades de tu restaurante y no morir en el intento.

La Navidad está a la vuelta de la esquina y si tienes un restaurante y todavía no has planificado esta época, ya estás tardando. Cenas y comidas familiares, de empresas, de amigos, días de vacaciones, de compras y de bullicio. Un periodo en el que el trabajo en hostelería se incrementa. ¡Aprovéchalo! No pierdas la oportunidad de hacer una buena gestión y de tener todo controlado. Prepara tu restaurante para la Navidad. Pero, ¿cómo?

Planifica, planifica y planifica

  • Piensa qué días vas a cerrar y comunícalo.
  • Elabora menús cerrados para grupos.
  • Calcula bien el número de empleados que vas a necesitar en función de las reservas.
  • Lleva un buen control del producto. Es imprescindible elaborar bien los escandallos de los menús de Navidad para obtener una buena rentabilidad y no pillarnos los dedos.

Además…

  • Crea un ambiente navideño en tu local pero manteniendo su personalidad. Decora el restaurante y ¡no olvides las mesas!
  • Aprovecha las redes sociales: felicita la Navidad, publica tus menús, avisa cuando vas a cerrar, haz algún sorteo…
  • Utiliza el email marketing para tener contacto con tus clientes y recordarles todo lo que ofreces en Navidad, además de aprovechar para felicitarles las fiestas.
  • Cuida la música durante estas fechas, que no entorpezca las conversaciones y aporte un toque navideño.
  • Trata de fidelizar a los clientes mediante algún sorteo u oferta para disfrutar después de las fiestas.
  • Recuerda que cenar o comer en tu restaurante también puede ser un regalo Navideño, crea ‘Tarjetas regalo para X personas’ y promociona esa opción.

 

Resumiendo, prepara tu restaurante para la Navidad y que no te pille el toro. La Navidad es una de las épocas en las que puedes exprimir al máximo tu restaurante, pero si quieres que tu negocio tenga unas felices fiestas y que no se te atragante el turrón, acuérdate primero de hacer una buena planificación.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *