Blog

La formación en las empresas hosteleras es fundamental.

Para diferenciar tu negocio de la competencia es imprescindible contar con un equipo de trabajadores cada vez más y mejor formados.

La hostelería es un sector estratégico para la economía del país y emplea a muchísimas personas. Además, también es un sector muy duro y con mucha competitividad en el que la calidad del servicio es un factor determinante a la hora de diferenciarse de la competencia. Para ello, es imprescindible contar con un equipo de trabajadores y trabajadoras cada vez más y mejor formados.

‘La formación es una inversión y no un gasto’

El empresario tiene que tener la capacidad de ver y entender la formación como una ventaja clara para su empresa y como una inversión en vez de como un gasto. Parte del éxito de un negocio de hostelería está en cómo se trata a los clientes, pero también en cómo se trata a los empleados, por eso hay que dar importancia a la formación interna, a la oportunidad de desarrollo profesional y a la posibilidad de promoción dentro de la empresa.

La formación es clave para la hostelería por dos motivos; por un lado por la necesidad de los trabajadores de reciclarse y de estar al día en tendencias y, por otro lado, porque es una manera de impulsar el sentimiento de pertenencia a la empresa.

Formación para la profesionalización

A priori parece que en el mundo hostelero lo más importante en lo que estar al día suelen ser las nuevas técnicas culinarias; cocina al vacío, técnicas innovadoras, baja temperatura… Está claro que es fundamental estar actualizado en estas áreas, pero este tipo de técnicas no son el único aspecto en el que tienen que estar formados los trabajadores.

‘Hay que saber cómo tratar al cliente’

No hay mejor promoción que la que hacen los clientes y para eso hay que saber ‘cómo tratarlos’, por eso son tan importantes otro tipo de cursos en los que se aprende cómo ofrecer un servicio excelente. No hay que olvidar que si queremos resultados excelentes, el servicio tiene que estar a la altura.

Los trabajadores del sector hostelero deberían tener formación en protocolo, atención al cliente, habilidades comunicativas, técnicas de ventas… Es importante que sepan gestionar posibles crisis, quejas o comentarios negativos. Contestar con honestidad y amabilidad a una crítica puede reforzar la imagen de un negocio y, por el contrario, hacerlo mal puede arruinar su reputación.

Horeca iLab

En Horeca iLab tenemos la experiencia y el conocimiento necesario para desarrollar y ejecutar una solución integral para cualquier negocio hostelero. En el área de la formación ofrecemos planes y soluciones a medida para que las empresas mejoren en sus áreas críticas. Nuestros cursos van desde el campo de la cocina donde tratamos técnicas culinarias de vanguardia, cocina al vacío, cocina a la parrilla… hasta el área de la atención al cliente con cursos como recepción y atención al cliente, servicio de barra y de comedor…

Para más información os podéis poner en contacto con nosotros: CONTACTAR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *